Seleccionar página

A continuación, una versión corta de una oración por un niño enfermo, y luego una oración larga.

Lee los versículos indicados antes o después de hacerla.

Ora a solas, o mejor aún, en presencia de tu hijo.

Oración Por Un Niño Enfermo

Versión Corta De Una Oración Por Un Niño Enfermo

 

Señor, pon tu mano de sanidad
sobre el cuerpito de este niño enfermo,
alivia su dolor, y líbralo
completamente de su enfermedad.

En el nombre de Jesús, Amén.

Textos Para La Versión Corta


Salmo 1: 1: Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados,

ni va por el camino de los pecadores,

ni hace causa común con los que se burlan de Dios,

Proverbios 4: 25-27: Mira siempre adelante, mira siempre de frente.

26 Fíjate bien en dónde pones los pies,

y siempre pisarás terreno firme.

27 No te desvíes de tu camino;

evita el andar en malos pasos.

Proverbios 5:21: El Señor está pendiente de la conducta del hombre;

no pierde de vista ninguno de sus pasos.

Jeremías 6:16: El Señor dice a su pueblo:

«Párense en los caminos y miren,

pregunten por los senderos antiguos,

dónde está el mejor camino;

síganlo y encontrarán descanso.»

Pero ellos dicen: «No, no queremos seguirlo.»

 

Versión Larga De Una Oración Por Un Niño Enfermo

Señor Todopoderoso, tu invitaste a los niños a acercarse a ti, pusiste tus manos sobre ellos, y les diste tu bendición. Por eso hoy te pedimos que bendigas con sanidad a este niño: (nombre del niño).

Padre del Cielo, te pido que camines siempre junto a mis niños. Ve delante de ellos, y prepara sus caminos para que ellos los transiten con sabiduría e integridad, permitiéndote que tú estés con ellos.

Bendito Dios, cuando se enfrenten a decisiones, oro para que mis niños te consulten en oración, lean tu Palabra, y escuchen sabios consejos de los adultos que los quieren y protegen, para así elegir bien. Unge a mis niños con una profunda comprensión, de acuerdo con su edad, para elegir las formas en las que deben caminar y comportarse. Recuérdales que tu camino es bueno y correcto, y que requiere honestidad, humildad y misericordia, tal como lo afirma Miqueas 6.8

Padre querido, sabemos que todos nuestros caminos están a tu vista, y que examinas todas nuestras sendas, como lo afirma Proverbios 5.21. Oro para que mis niños mantengan sus ojos fijos en ti, y que persigan objetivos celestiales, sin desviarse por caminos que no son buenos. Y que caminen en amor, siempre cerca de ti, Padre amoroso.

Dales a mis niños un conocimiento del bien y del mal. Evita que sus pies caminen de manera que puedan lastimarse, o lastimen a otros. Y hagan lo que hagan, y adonde sea que vayan, te pido que nunca dejes solos a mis niños, para que tengan confianza y paz, y lleguen a escuchar, como lo afirma Isaías 30.21, la voz inspirada por ti que dice: “Este es el camino; camina en él”. Que la escuchen y la sigan. En el nombre de Jesús, Amén.

 

Mira este artículo: Oración De Protección Para Los Hijos

 

Deja tu motivo de oración a continuación