Seleccionar página

A continuación, hay una versión corta de una oración para mis hijos, y luego una oración más larga.

Lee los versículos indicados antes o después de hacerla.

Ora a solas, o mejor aún, en presencia de tu hijo.

Oración Para Mis Hijos

Versión Corta De Una Oración Para Mis Hijos

Señor, impacta en la vida de mis hijos
para que sean como aquellos
que no tienen miedo ni se avergüenzan
de hacer lo que es agradable a tu vista.

En el nombre de Jesús, Amén.

 

Textos Para La Versión Corta de una oración para mis hijos


1 Crónicas 28:20: Entonces dijo David a Salomón: «¡Ten valor y firmeza, y pon manos a la obra! ¡No te desanimes ni tengas miedo, porque el Señor mi Dios estará contigo! Él no te dejará ni te abandonará hasta que se acabe toda la obra para el servicio del templo.

1 Reyes 2: 2-3: Voy a emprender el último viaje, como todo el mundo. Ten valor y pórtate como un hombre. Cumple las ordenanzas del Señor tu Dios, haciendo su voluntad y cumpliendo sus leyes, mandamientos, decretos y mandatos, según están escritos en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y dondequiera que vayas.

Salmo 27:14: ¡Ten confianza en el Señor!
¡Ten valor, no te desanimes!
¡Sí, ten confianza en el Señor!

2 Timoteo 1: 7-8: Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino un espíritu de poder, de amor y de buen juicio. No te avergüences, pues, de dar testimonio a favor de nuestro Señor; ni tampoco te avergüences de mí, preso por causa suya. Antes bien, con las fuerzas que Dios te da, acepta tu parte en los sufrimientos que vienen por causa del evangelio.

 

Versión Larga De Una Oración Para Mis Hijos

Padre amoroso, llena de coraje el corazón de mis hijos. Que cuando tengan miedo, tu presencia evidente les recuerde que nunca les dejarás ni les abandonarás.

Ayúdalos a ser fuertes y valientes para que escojan siempre hacer lo mejor. Que tu Espíritu Santo los llene para hacerlos capaces de grandes cosas, y que no obstante escojan estar satisfechos con las rutinas cotidianas. Dales, Señor a mis hijos el deseo de hacer lo correcto. Dales la valentía de caminar en tus caminos y hacer lo que tu deseas, para que les vaya bien y puedan prosperar en todo lo que hagan, como se menciona en 1 Reyes 2: 2-3.

Considera a mis hijos como aquellos que no tienen miedo y que no se avergüenzan de hacer lo que es bueno ante tu presencia. Señor, gracias porque no les has dado un espíritu de miedo o timidez, sino uno de poder, amor y autodisciplina, como me lo recuerda 2 Timoteo 1.7-8. Que muestren su valentía frente a lo que tengan que enfrentar, brillando con la luz de tu amor y gracia, en donde quieran que estén adonde quiera que vayan, y con quien sea que se encuentren. En el nombre de Jesús, Amén.

 

Deja tu motivo de oración