Seleccionar página

A continuación, hay una versión corta de una oración de fe cristiana.

Luego de repetirla en voz alta, lee el versículo indicado.

Ora a solas, o mejor aún, repítanla junto con algún familiar.

Oración De Fe Cristiana

Versión Corta De La Oración De Fe Cristiana

 

Señor Jesús, ayúdame a concentrarme

en las preocupaciones correctas.

Ayúdame a ocuparme de mi fe y mi salvación

con temor reverente y asombro genuino

por todo lo que has hecho por mí.

Ayúdame a no preocuparme ni temer nada en este mundo.

Ayúdame a tener la confianza de saber que mi fe depende de ti.

Ayúdame a comprender la expresión de mi fe, para tener confianza

y que pueda servir sin quejarme ni discutir cada cosa que no entiendo.

En el nombre de Jesús, AMÉN.

 

Texto Para Leer Después De Repetir La Oración De Fe Cristiana

 

Filipenses 2: 12-14

“Por lo tanto, mis queridos amigos, como siempre han obedecido, no solo en mi presencia, sino ahora mucho más en mi ausencia, continúen ocupándose de su salvación con temor y temblor, porque es Dios quien produce en ustedes el querer y el actuar, para cumplir su buena voluntad. Hagan todo sin refunfuñar ni discutir, para que puedan convertirse en puros y sin culpa, y que los demás digan que son ‘hijos de Dios sin culpa en una generación torcida y retorcida’ «.

 

Puedes también hacer la Oración de La Mañana Cristiana Para Sanar:

Quienes están enfermos con una enfermedad física, pueden expresar su dependencia del Señor Jesús y su poder sanador leyendo en alta voz esta oración de la mañana cristiana para sanar.

 

“El amor del Señor no tiene fin, ni se han agotado sus bondadesCada mañana se renuevan; ¡qué grande es tu fidelidad!” Lamentaciones 3.22-23

“Por mi parte (dijo Jesús), yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.” Mateo 28.20b

“Con frecuencia Jesús se retiraba a orar a lugares donde no había nadie.” Lucas 5.16

 

Señor, quiero darte las gracias en esta mañana porque tus bendiciones se renuevan cada día.

En medio del dolor de la enfermedad, y aunque con frecuencia me olvido que tú has prometido estar conmigo hasta el fin del mundo, hoy quiero reconocer que estás en mi vida, y que tienes poder para sanarme.

Con cuanta frecuencia me fui lejos de tu presencia, y permití que el pecado tomara control de mi vida.

Me doy cuenta que….                        SEGUIR LEYENDO

 

Deja a Continuación Tu Motivo de Oración